Caja guarda-manualidades

cómo reutilizar una caja de cartón

Hola gente! Ya estamos en el mes de la vuelta al cole (aunque lleve 3 semanas trabajando) y toca poner un poco de orden en la casa. No sé si os habréis fijado en las cajas que todos los meses trae Birchbox pero son la mar de monas. Y me da pena tirarlas. Y si no tiras cosas, al final se te acumulan. Lógico, ¿verdad?

Pues me puse a buscar por internet y se nota que no soy la única con ese problema. Muchas soluciones requieren varias cajas, cosa que no tenía en aquel momento, así que hubo que improvisar. La idea inicial es de este blog, y lo que la autora hizo con una caja de zapatos, yo lo hice con la caja de la empresa de transporte.

Este es el resultado final que dice la autora que voy a conseguir.

 

Esta es la caja con la que voy a trabajar.
Esta es la caja con la que voy a trabajar.

Si has llegado hasta aquí y sigues interesado en saber cómo hacerla, os doy los pasos que NO hay que seguir:

  1. Lo primero que hice fue bajarme a los chinos (error!) y comprar: pintura acrílica verde y lanas de colores verde y fucsia.
  2. Pinté toda la caja. ¿Alguien en la sala sabe cómo pintar bien? Me da la sensación de que gasté mucha pintura, además en ciertas partes tuve que dar hasta 3 capas para tapar algunos detalles de la caja.
  3. Una vez me aseguré de que la caja estaba seca (este paso sí que hay que seguirlo) empecé a pegar la lana.
  4. Como podéis ver en la foto que hay más arriba, la caja tiene una solapita, así que la lana solo podía ir por tres lados de la caja. Lo que hice fue poner pegamento y luego la lana por encima.

    Error máximo del proyecto. NUNCA utilizar pegamento de barra para estas cosas.
  5. Mira que con toda mi buena intención quise ser ecológica. Pero me equivoqué de material. Había que poner mucha cantidad, pegar la lana, apretar, y todo para que a las pocas semanas se esté levantando la lana.
  6. Después de un par de horas de dedos pegados (eso sí que lo pegas ¿eh, hijo de Odín?) y palabras malsonantes, la caja ha quedado tal que así.
Pues tan tan mal no me ha quedado, ¿verdad?
Pues tan tan mal no me ha quedado, ¿verdad?

 

7. Búscale una utilidad. En mi caso va a ser para guardar el material que estoy utilizando en ese momento, porque siempre la tengo encima de la mesa.

Material para uno de mis próximos posts.
Material para uno de mis próximos posts.

Después de unas semanas de uso, he comprobado que la solapita molesta más que ayuda, ya que cuesta cerrarla. Así que con todo el dolor de mi corazón, la solapita se va a la basura.

20150828_205819
Adiós solapita, adiós!

¿Qué he aprendido con este proyecto?

  • Me dejo las manualidades. Definitivamente no son lo mío.
  • Comprar cosas en los chinos no siempre resulta barato. En mi caso, la pintura no era buena.
  • Tengo que aprender a pintar. ¿Algún consejo?
  • Necesito pegamento nuevo.

Voy a dejarlo aquí porque no quiero hundirme en la miseria yo misma. Pero si alguien tiene un consejo, porfi, porfi, porfi, estoy aquí para oírlo.

Anuncios

2 thoughts on “Caja guarda-manualidades

  1. No sé si se te dan bien las manualidades pero me he reído un montón contigo, jajaja .Pobre…de todas formas yo tengo cajas de la birchbox y si me dices la otra si, pero esas que son para mensajería tienen un cartón demasiado grueso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s